El Seminario menor empezó el curso escolar con un nuevo encuentro donde el tema que se trató fue la vocación en la cotidianidad.
El encuentro se realizó el sábado 20 de Noviembre en el marco del fin de semana de las JMJ Diocesanas promovidas por el Papa Francisco. A lo largo del encuentro el Seminario les propuso el testimonio de la Hermana Clare Crockett que desde bien joven sintió la llamada a la vida religiosa a pesar de su gran voluntad de ser actriz. Su vida entregada y fervorosa fueron las brasa para cocinar la pregunta: ¿Cómo vivo yo mi vocación cada día? Además, su corta vida nos sirvió para hacer presente la necesidad de vivir cada día con generosidad reconociendo la propia vida y la vocación como don gratuito de Dios. La jornada acabó con una Eucaristía con los familiares de los Seminaristas que acompañan cada día a los jóvenes con sus inquietudes.
Este año el Seminario menor consta de 5 Seminaristas que junto con el Rector, Mn. Danilo de Urzeda, y los dos Seminaristas mayores, Gabriel Benchea y Juan Pablo Beltrán,  los acompañan y quieren hacer camino plateándose desde muy pronto qué respuesta pueden dar a la llamda que Dios les hace. A pesar de ser pocos, el Seminario y la Diócesis ven de una importancia vital acompañar en la vocación a aquellas personas que se sienten gritadas a servir la Iglesia como sacerdotes, esta voluntad se hace extensiva incluso en las edades más jóvenes donde la Iglesia, como Madre, es exhortada a acompañar con caridad en el discernimiento a los jóvenes que prontamente deciden dar el paso en la amistad con Jesús.